La caída

Este es el texto que alguna vez, disparó “Motivos para no pensar”. Hoy, quiero hacerle un homenaje, ya que aquella vez lo deje abandonado y hoy, no quiero ni haré lo mismo. Quizá sea el testimonio de que el tiempo y las ocupaciones no deben tomar presa de lo que uno más ama.

Se divierte configurando la suerte de un planeador.
La gente, desparramada por la playa como caracoles muertos, despierta asombrada ante lo que está mirando.
Un avión pequeño desafía al gigante de sal en un duelo sin antecedentes.
Avanza sin miedos, apenas a metros de la espuma que forma el rompimiento de las olas.
El piloto se hizo amigo de la marea.
Toma distancia verticalmente, como si estuviera izando una bandera invisible en un mástil que forma el humo que deja detrás. Cae. Y vuelve a caer. Y vuelve a caer.
Y cuando parece que se va estrellar contra un baldecito amarillo con manija azul claro, toma una nueva dirección y sale disparado hacia el cielo como un hombre bala salido del circo
.

Anuncios

2 comentarios so far »

  1. 1

    Juan Pablo said,

    http://www.gotama-expediciones.com

    Muy buen trabajo.
    Gracias por hacermelo llegar.

    Beso

    Juan

  2. 2

    page said,

    bella constatación de un vuelo vital… qué vida se puede preciar de tal si no se vive así?

    un beso preciosa, desde Chile ya?


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: