¿Y si no la quiere más?

Llueve, de a poquito, como de a ratos, tal como si algunas lágrimas se hubieran contenido por mucho tiempo y lentamente, casi pidiendo permiso, fueran suicidándose contra el asfalto. ¿Metáfora de la mente o cuadro climático? ¿Alcanza con dibujar otro boceto para seguir adelante? ¿Y qué si inventáramos una fábula del desamor en medio de la tormenta?
Ya no le importa, le interesa cada vez menos. Ya no se emociona por ningún acto, no percibe cambios, no abraza diferencias. Solo se aburre, se queja, ya no la busca ni se fascina, no quiere aprender de su conciencia. Está vacía, dice, sólo hay espacio esperando ser llenado por pensamientos que no le parecen acordes, que fluyen impunes de gracia, ideas que ya no lo seducen, sentimientos que parecen haberse fugado, invisibles, por la puerta trasera.
Está cansado de siquiera, prestarle atención. Todo lo que hace es estúpido, banal, cada razonamiento está inundado de ignorancia y no hay balsa posible que pase a rescatarlo a través del temporal. ¿Estará muriéndose para él?
Quizás el cuerpo ya no sea el que era y lo que había allí, apenas un dejo de lo que adivinó podría encontrar. ¿Cómo probarle que estuvo, que está justo ahí, cerca, apenas estirando un poquito más las manos? Todo lo que halla es hastío, molestia, ganas de salir corriendo hacia cualquier otro lugar que no la tenga en cuenta.
Ella no siente lo mismo. Es la misma que cambia, que crece, que tiene mucho por borrar y volver a colorear pero no encuentra motivos para esconderse detrás de una máscara y aceptar el embate de ser apenas, un puñado de miedos y falacias. Trasciende fronteras con lo que dice y hace mapas con su andar cotidiano.
Ella se equivoca y vuelve a rodar, arrastra la misma capa incierta que todos portamos y cree distinto, pone otros ingredientes en las recetas, cuestiona desde otros ángulos y se atreve a desafiar la misma cosa una y otra vez, no por falta de entendimiento sino porque sí, siente y construye de otra manera. Pero está triste. Y lo quiere, mucho más, incluso más que siempre.
Ya no la mira como antes, quizás ni siquiera la mira o quiere mirarla. Ya no se conmueve con nada de lo que hace o se siente orgulloso, quizás ya ni tenga ganas de notarla. ¿Y si no la quiere más?
.

Tormenta

Tormenta

Anuncios

14 comentarios so far »

  1. 1

    david said,

    me encantó

  2. 2

    Dora Abbruzzese said,

    Muy bien escrito…….el fin del amor…..¡que tema!…Gracias por compartirlo……gracias!

  3. 3

    Caro said,

    Es muy bello lo que expresás con cada una de tus palabras, más allá de que muchas veces tanta sinceridad de expresión pueda llegar a doler en lo profundo del alma, pero justamente creo que es por la realidad que esconden las palabras que cobran vida cuando cada lector las hace propias (las toma prestadas de vos por unos instantes) y se convierte en el protagonista indiscutido de cada escena que se presenta en tus escritos…
    Gracias una vez más por permitirnos involucrarnos y sentirnos parte de tus palabras!

  4. 4

    Gabylu said,

    Emi hermosa tanto tiempo!! no sé ya si es que vos no escribías o si yo no leía… pero siento que hace mucho no te leo… y es tan VIVO lo que escribís, parece ironía que justo hoy que el tema es el desamor, la muerte del amor, yo te describa con esa palabra… pero es la más JUSTA… porque generás que se muevan muchas cosas adentro de uno mientras te lee, una recopilación de recuerdos, y nuevas percepciones, algo en el centro del estómago que por un lado duele y por el otro acaricia y dan ganas de seguir adelante— y eso no es estar VIVO también?

  5. 5

    Silvia said,

    Querida Emi:
    Qué desafío el amor, también el desencuentro, los destiempos con el otro. Es acaso menos amor si no duró por siempre? Qué hacer cuando no se mira más hacia el mismo punto, cuando los deseos se alejan… desamparándonos?
    Preguntas cuyas respuestas se desmadejan viviendo, a veces sufriendo, pero es que acaso la vida no es esto? Momentos, uniones, a veces separaciones.
    Un amor se aleja, otro pronto se acercará.
    Las formas del cuerpo que cambian no son excusa para pensar que ese pueda ser el motivo, ninguno lo es, no hay causas, ni certezas. Sólo el camino recorrido y todo lo bueno que queda por recorrer. Con tu valentía sé que así será. Seguí andando, dejando tu hermosa huella en cada palabra, en cada gesto y desafío que aparezca. Todo mi aliento para vos!. Besos.

  6. 6

    La Rarra said,

    Muy lindo emi. Y muy cierto. Cuantas cosas se agrandan y se hacen peores muchas veces hasta el punto de lograr un vendaval por el simple echo de no abrir la boca y hablarlo. O simplemente comentar que molesta.

    Beso. segui grosa!!

  7. 7

    mario said,

    El amor, es preferible sentirlo siempre. De allí surge todo.
    -Los que no pueden sentir amor, tampoco pueden escribir sobre ello, ni leerlo en el alma que suele amar.
    – La lluvia de Buenos Aires, este fin de semana, le habrá pegado mal a tu princesa.

    -Le dejo acá un beso cariñoso… pero no, ya sé que no le servirá de mucho. Sus ojos estarán puestos mas allá de ese horizonte gris de la foto.

  8. 8

    Kaky said,

    Tenerte cerca es vivir esta sensibilidad a diario. Nada común.
    Todo luz.Un lujo.
    Te quiero mucho.

  9. 9

    .::ARY::. said,

    Ay, petisa…muchos recuerdos, sensaciones y sentimientos que volviste a reflotar en mí en solo segundos…pero tambien muchas preguntas abiertas como puertas que estàn ahí, esperando que uno las abra…por favor, no dejes de escribir…NUNCA!
    Besos.
    Ary

  10. 10

    Lucas said,

    ¿Y si el amor eterno no existera? ¿Y si sólo se tratara de un chantaje que nos quieren hacer creer? ¿Y si sólo nos enamoraramos fugazmente de una imagen grabada y no de un Yo real? ¿Acaso no sería justo que dejaramos de querernos? Si hasta la flor más bella de este mundo sabe morir todos los inviernos, ¿por qué no debería morir lo eterno del amor? ¿Acaso no es sádico manipular las emociones de los demás? ¿Acaso no es perverso enamorarse más de aquel que se va, que de aquel que hoy viene? ¿Acaso eso no es miedo al abandono? ¿Acaso el amor eterno es simplemente un miedo?

    Saludos.

  11. 11

    Cris said,

    Y si no la quiere mas..??????
    Es posible que los caminos se bifurquen…, a pesar de los esfuerzos, de las buenas gentes, de los tiempos invertidos, de los proyectos en común….
    Seguramente él encontrará en otra mirada los destellos del amor….
    Seguramente ella en medio de su permanente borrar y colorear, en su constante levantarse ante cada caída seguirá buscando incansablemente a ese ser que le dará paz, y la acompañará en su camino creativo…., aunque le lleve toda la vida…!!!!
    Podría ser verdad..??????
    TQM
    Cris

  12. 12

    Y si no la quiere más… no importa… Lo importante es que alguna vez lo quiso. Y alguna vez ese amor fue un sueño y una realidad para ambos. Los grandes amores nos dan vida… pero no por eso hay que morir cuando terminan…
    Un beso y hasta pronto!

  13. 13

    maximo said,

    Siempre ponemos en nuestras relaciones lo mejor de nosotros y la otra parte seguro hace lo mismo.
    La cuestion es , sera lo que quiere el,, sera lo que quiere ella, como saber hasta donde llega la importancia de nuestras acciones emociones en el yo del otro.
    Hay que sufrir la lucha del intento sincero y transparente ,sin engaños,
    todo tiene un tiempo , no arruinemos la dicha, ella siempre esta, a veces para lograrla hay que dejar volar al otro.
    Abrasitos

  14. 14

    Marie said,

    muy bueno el blog.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: