Sonata de Jueves

Lo que existe y no está, derribado en mí, sobrevivió. Algo en su esencia despierta de madrugada, jueves, un cielo partido a la mitad y Pedro cantando una canción. ¿Acaso no te pone triste? Sí, aunque el sentimiento es vulgarmente buscado después del sueño, ¿de la pesadilla?, de la historia no desarrolada y las inconexas preguntas alrededor de su ser.

¿Cómo atravesar este muro de silencios sostenidos? La verdad se traduce una letra que no se deja escribir, en la imagen que retrato y no puedo plasmar, en la música que me habita y no sale de la habitación. Volumen bajo, techo pintado de raíces recogidas, los ojos mirando al costado, “con los recuerdos detrás” me soplan y sí, también con eso.

Afuera no pasa nada. Poca gente trabaja. ¿Poca gente trabaja? Yo, abierta a mis interrogantes, dejo la cama y desarrollo una rutina distinta a la habitual. Lo cierto es que, rara vez, tuve un parámetro de dónde atar un hilo conductor, conjunto cartesiano dónde meterme y elaborar una coherencia lógica entre acto y acto, día a día, estructuras sociales determinadas de las que nunca fui fan.

Sin embargo, ahí estoy, en el mismo lugar que todos, con la ilusión suprema de sentir verdaderamente esa suerte de libertad que me habita, con la esperanza de que la alegría que me anda rondando sea cierta, con la pereza suficiente para terminar este párrafo, a otra cosa, a seguir leyendo el diario, buscar el capucchino, ponerme a trabajar y pensar en que sí, hoy pueda ser un buen día para dejar pasar porque lo que encuentre no sea lo que busco, porque quizás esté confundida en una única sensación arbitraria nacida para dejar asiento, para verse reflejada y volver sobre ella, conmoverme, y entender (¿aceptar?) otras cosas, variables definitivas que me gustaría meter en una calesita de pueblo y hacerlas dar vueltas hasta que se cansen, hasta que los ojos queden blandos como el mareo, hasta que saquen la sortija y sonrían convencidas de una buena vez.

Cielo Partido

Anuncios

4 comentarios so far »

  1. 1

    david said,

    un abrazo bonita, gracias

  2. 2

    maximo said,

    Bellisima pincelada de sentimientos, gracias por regalarnos tus emociones , de seguro a muchos nos haces reflexionar y por eso estoy orgulloso de vos, un muaaaaaaaa grandote

  3. 3

    Caro said,

    Una vez más leerte es una especie de paseo hacia lugares profundos dentro de uno mismo… cómo subirse a esa “calesita” del pueblo y dejarse pasear y envolver con tus palabras y no querer que termine la canción… o la vuelta, para así poder seguir disfrutando de esa caricia al alma que es leerte!!!…
    Un beso grande y gracias por dejarme ser parte de tu historia en palabras….

  4. 4

    Daniel said,

    Hoy, un día que pertenece a estos últimos que quiero que acaben y sean otra cosa, tus palabras han sido un oasis de aire puro. Una tregua, Emilce.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: